Jáchal no se toca

Asamblea Jáchal no se toca

La tinta al servicio del mejor postor, sin importar que la única verdad es la realidad.

En San Juan se ha hecho costumbre “adornar” la megaminería con palabras bonitas como la “sustentabilidad” (inexistente), o con supuestos datos técnicos irrefutables otorgados desde lo más alto de la academia a los pobres habitantes que no pueden ni siquiera preguntar al respecto.
Es más, en nuestra provincia, se llegó a cancelar una misa que se iba a celebrar para pedir por el buen uso de los recursos naturales, por lo que no se pudo rezar pidiendo por el AGUA.

Pero parece que esta mala costumbre se está encarnando también en la prensa nacional, que se puede justificar por la crisis, pero llegar al extremo de negar la esencia misma del periodismo, yendo en contra de la verdad de los hechos, ya nos parece indignante.

Hace un año INFOBAE titulaba “Iglesia los cautivó y ahora es su lugar en el mundo: cómo son los días en una comunidad que desarrolló el turismo y la minería” hablando del Dique Cuesta del Viento y como “Claudio, Manuel y Sergio son testigos del crecimiento que ha tenido la comunidad de Iglesia desde la llegada de la mina Veladero, una empresa que contribuyó con la ampliación de oportunidades laborales y la oferta turística”.

Pero este año INFOBAE no ha escrito ni una sola palabra sobre como el Dique Cuesta del Viento es testigo de que la megaminería en alta montaña está dejando sin agua a los prestadores turísticos de Iglesia, que ni siquiera pueden quejarse públicamente, porque sería mala prensa para las corporaciones mineras asentadas en las nacientes de la cuenca del Río Jáchal.

Ni hablar de los cambios de fecha que hizo INFOBAE en algunas notas de Juan Parrilla, para despistar a sus lectores, y que no sepan si están hablando del primer derrame o del quinto DERRAME de MERCURIO desde la mina VELADERO. Por ejemplo, https://www.infobae.com/2015/11/06/1767929-una-desmentida-barrick-gold-genera-confusion-la-dimension-real-del-derrame/
En este link se puede ingresar y ver que se coloca incorrectamente la fecha 05 Oct, 2017, siendo que la nota titulada “Un documento interno publicado por un medio local dice que fue cinco veces mayor a lo que la empresa reconoció públicamente. Amenazaron de muerte a un ambientalista” corresponde a una publicación del año 2015.
Volviendo a los ejemplos:
Este fin de semana PÁGINA 12 tituló “Visita al proyecto de cobre Josemaría, en San Juan -
San Juan: la Vaca Muerta del cobre” en donde se dice “El depósito de colas merece un párrafo aparte, porque es lo único que quedará en la mina una vez que termine su vida útil y se desarme el campamento. El equipo de ingenieros lo ubicó a 4100 metros de altura y lo rodeará con dos muros: uno sur de 40 metros de alto, y otro norte de 60 metros.”
¡¡¡Pero aquí se olvidan del tercer muro que medirá 194 metros de altura!!!
Y así lo dice el Informe de Impacto Ambiental (IIA), o 230 metros de alto como lo dice el proyecto modificado por Lundin Mining Corp. Aquí hay una MENTIRA tan grande como ese tercer muro. Además, oculta que en ese lugar, en donde se pretende construir ese GIGANTE DIQUE DE COLAS, se registró el GRAN TERREMOTO argentino ocurrido en 1894 con una magnitud de 8.2 grados y una intensidad de 9 (IX) grados.
Otro importante dato ocultado es la cantidad de agua que ocupará el proyecto megaminero Josemaría, en el contexto de la peor sequía de los últimos 100 años en la Cuenca del Río Jáchal. El CEO Alfredo Vitaller en el año 2020 dijo que Josemaría ocuparía 350 litros de agua por segundo. Pero hace unos días nos enteramos, gracias a un colaborador de la Asamblea Jáchal No Se Toca, que la empresa Lundin Mining Corp “HA ASUMIDO UN ERROR DE TRANSCRIPCIÓN EN LA SECCIÓN 28.12 DEL CAPITULO III SISTEMA DE DESAGÜE DE LA MINA A CIELO ABIERTO, DONDE DICE 1,7L/S DEBERÍA DECIR 1,7 M3/S” esto aparece en la foja 2.840 del expediente N° 1100-000126-2021 que tramita en el Ministerio de Minería de San Juan. Esto significa que está reconociendo que del open pit de Josemaría se va a extraer 1,7 metros cúbicos por segundo, es decir MIL SETECIENTOS LITROS DE AGUA FRESCA POR SEGUNDO y no uno coma siete litros de agua por segundo como decía el Informe de Impacto Ambiental (IIA) de Josemaría.
Tal como lo dijimos los asambleístas.

Si le sumamos los 1.300 L/S (MIL TRESCIENTOS LITROS DE AGUA FRESCA POR SEGUNDO que se extraerán de los dos campos de pozos de Josemaría se obtiene LA VERDADERA CANTIDAD DE AGUA QUE VA A CONSUMIR JOSEMARIA: TRES MIL LITROS DE AGUA POR SEGUNDO.

En este momento el río Jáchal trae TRES METROS CUBICOS POR SEGUNDO, lo que es igual a TRES MIL LITROS DE AGUA POR SEGUNDO. Por eso es que ocultan y mienten sobre el consumo de agua de Josemaría.

Luego el artículo periodístico de PÁGINA 12 dice: “La firma asegura que el estudio de impacto ambiental que presentaron a la provincia volvió con una aprobación, es decir la declaración de impacto ambiental, pero 123 sugerencias que deberán ir corrigiendo a medida que avanza el proyecto”.

En este caso la periodista no indaga que dentro de las 123 sugerencias, están las CORRECCIONES que pidió el INPRES por el altísimo riesgo sísmico y el INA por la cantidad de agua ocupada por Josemaría. Ni el INPRES ni el INA aprobaron el mamarracho de IIA de Josemaría. Es decir que lo que aprobó el ex gobernador Sergio Uñac es un BORRADOR del Informe de Impacto Ambiental (IIA) y no un IIA terminado y corregido completamente.

En fin, se escribe parcial, se escribe para confundir, se escribe para manipular, se escribe dejando de lado el oficio del periodismo.
Qué triste.