Jáchal no se toca

Asamblea Jáchal no se toca

Queremos alertar al pueblo de Jáchal, de San Juan, de Argentina

Se nos vienen con todo.
Desesperados, desaforados, irracionales, incontrolados, sin códigos ni frenos inhibitorios.
Quienes estamos acostumbrados a verlos, y sabemos cómo se mueven, tenemos muy claro que se nos vienen con todo.

Incluso, hace un par de días, organizaron dos reuniones.
Una, casi pública, pero con invitaciones dirigidas, donde juntaron a quienes tienen intereses marcados en el sector minero, y donde se cuidaron muy bien de que no aparezca alguna voz que vaya contra esos intereses.
Y otra donde, en una mesa chica, se comprometieron entre ellos mismos a seguir propiciando la apertura de esa aberración llamada Josemaría.
Ambos encuentros tienen un mismo objetivo, disfrazar sus propios intereses de Licencia Social, por eso no permiten otras presencias. Por eso no escuchan ni siquiera a las propias entidades estatales que contradicen esos proyectos. Violan leyes de manera alevosa y pretenden justificarse detrás de juntadas en círculos cerrados de quienes sólo hablan el idioma del dinero (propio, obviamente).
Los repudiamos, con todo nuestro amor por esta tierra y su gente. Los repudiamos.
Una vez más están vulnerando al pueblo desde el poder político.
Nos están empobreciendo, nos están hambreando.
Nos están debilitando para entrarnos como a comienzos de este siglo.
Ya lo vimos, es una historia que pretenden repetir.
Los repudiamos.
Es increíble ver cómo los pueblos pueden seguir cayendo en las mismas trampas que se muestran de manera tan evidente. Ver cómo hay gente que sabe del saqueo y de la contaminación, y que pueda seguir pensando que después de dos décadas de mentiras y expoliación se puede creerles algo.
Alguna vez, la megaminería atrapó a este pueblo igual que el pez al anzuelo, por hambre e inocencia. Están intentándolo de nuevo.
Vulnerables estamos, esperemos que el conocimiento de saber de qué son capaces de hacer nos invite a decir que no.
Tal vez es la última oportunidad que tenemos de defender nuestro territorio, y solo depende de nosotros, porque los representantes del poder político (oficialismos y oposiciones; departamentales, provinciales y nacionales; en todos los poderes – salvo alguna mínima excepción) ya nos entregaron al poder extractivista más oscuro del mundo.
Nosotros decimos no, no estamos dispuestos.
Llevamos muchos años gritando verdades que nunca pudieron refutarnos, llevamos años resistiendo señalamientos, burlas y persecuciones.
Y acá estamos, bajo una carpa emblemática que sigue de pie, aguantando la vulnerabilidad y las amenazas, y sosteniendo ante quien sea necesario que lo que quieren es Dividirnos, Saquearnos, Secarnos, Contaminarnos y Destruirnos.
Que el universo nos proteja como hasta ahora y la toma de Conciencia nos ampare.

Jáchal, San Juan, Argentina, 20 de Abril de 2024
Asamblea Jáchal No Se Toca en la Carpa de la Dignidad